FANDOM


Editar pestaña


"Nací del hielo, me tallaron las tormentas y me endureció el frío." - SejuaniSquare Sejuani

Sejuani es la brutal e implacable Hija del Hielo y líder de la Garra Invernal, una de las tribus más temidas del Fréljord. La supervivencia de su gente es una constante y desesperada batalla contra los elementos, lo que los obliga a invadir a noxianos, demacianos y avarosanos por igual para sobrevivir a los duros inviernos. Sejuani encabeza los más peligrosos de esos ataques montada en su jabalí, Bristle Bristle, mientras blande su mazo de Hielo Puro para congelar y quebrar a sus enemigos.

Furia del Norte

Sejuani nació entre dificultades y creció entre barbaridades. Mientras otros sucumbían a la dureza del Fréljord, ella se dejó pulir por ella hasta que el dolor se convirtió en poder, el hambre en valor y el hielo en un aliado para sacrificar a los débiles. A través de su sufrimiento, aprendió que para sobrevivir al invierno eterno es necesario volverse igual de fría e implacable. A ojos de Sejuani, sus seguidores se dividen entre los que tienen la fortaleza para perdurar y los que tienen derecho a morir. Sabe que, una vez que conquiste el Fréljord, los supervivientes darán origen a una nación temible.

Cuando era niña, la líder de la Winter's Claw profileicon Garra Invernal vio cómo la cantidad de miembros de su tribu se diezmaba lentamente. El frío y el hambre acabó con todos, salvo con los más resistentes. Ella era la única de sus hermanos que sobrevivió hasta los diez años, por lo que Sejuani estaba convencida de que también ella moriría en la miseria. Desesperada, buscó consuelo espiritual en la mística de su tribu. Pero la vidente no profetizó la muerte de Sejuani. En vez de eso, profetizó que, un día, Sejuani conquistaría y uniría a las tribus divididas del Fréljord.

Armada con una fe absoluta en su destino, Sejuani se sometió a unas condiciones extremas que hubiesen matado a cualquiera que no tuviese su voluntad de sobrevivir. Caminó entre ventiscas sin comida ni pieles y entrenó mientras vientos gélidos arañaban sus carnes. Luchó contra los guerreros más fuertes de su tribu, uno tras otro, hasta que sus piernas se agotaron. Cuando asumió el liderazgo de su tribu, Sejuani ordenó a sus guerreros que siguiesen su ejemplo. Bajo su liderazgo, la tribu llegó a ser más fuerte de lo que nunca había sido.

Al final, la campaña de conquista de Sejuani fue más una oferta de paz que un acto de guerra. El primer día de invierno, enviados de la tribu de AsheSquare Ashe llegaron al campamento de Sejuani con un regalo de cereales de los Avarosan. Las intenciones de Ashe eran claras: si Sejuani se unía a su tribu, la Garra Invernal ya nunca volvería a pasar hambre. Para Sejuani, el regalo fue un insulto. En la tribu de Ashe, vio a hombres y mujeres, delgados y débiles, que preferían la agricultura antes que pelear. Su desprecio por ellos era total y absoluto.

Sejuani reunió a su gente y prendió fuego los cereales. Proclamó que la oferta de caridad de Ashe sólo traería debilidad. Tras quitar a los enviados sus suministros, Sejuani los envió de vuelta con un mensaje: la Garra Invernal demostraría a los Avarosan que sólo los más fuertes merecían sobrevivir en el Fréljord. Con el grano ardiendo a sus espaldas, Sejuani partió con su ejército para impartir la primera de las muchas lecciones dolorosas que daría.

Referencias